LAS CAPAS DE LA ‘CEBOLLA’ DE LOS TERRENOS DEL PUNTARRÓN III

Al seguir decapando la cebolla vemos la pugna que ha existido entre otro alcalde anterior que tuvimos, del PP, José Iborra (1995-2007), partidario de que se construyera una residencia de ancianos en Los Baños de Mula –proyecto privado– y el ya mencionado Diego Cervantes, impulsor de otra residencia de ancianos en el Puntarrón –ya se había granjeado este el apoyo de UCOMUR, como promotora, muy cercana a él por razones de trabajo–, que era un proyecto también privado pero que se gestionaría de forma cooperativa. Como ambos alcaldes estimaron que los dos proyectos entraban en competencia entre sí –no necesariamente cierto–, se generó una pugna política y económica que acabamos pagándola todos cuando, finalmente, una vez calmadas las turbulentas aguas de la especulación inmobiliaria, nos quedamos sin que ninguna residencia se pusiera en marcha y tragando con unos terrenos (10.092 m2) que han costado un disparate (200.000 euros, aproximadamente), cuyas plusvalías han llenado los bolsillos de unos pocos en perjuicio de las arcas municipales.

Ahondando en el tema, resulta que la residencia promovida por UCOMUR no se podía llevar a cabo en los terrenos del Puntarrrón porque contravenía la normativa urbanística recientemente aprobada, acerca de la huerta, por el propio PSOE y por el PP. Esto lo sabían perfectamente, y desde el principio, Diego Cervantes y su teniente de alcalde –a la vez que responsable de Urbanismo entonces–, Juan Jesús Moreno (2007-2011); pero prefirieron seguir mintiendo a todos y alentar un proyecto que sabían que no podían llevar a buen puerto tal y como lo habían concebido. Tenían como alternativas para salvar el obstáculo urbanístico, bien plantear el proyecto desde la iniciativa pública municipal directamente, o bien ubicar la residencia en el suelo urbanizable proyectado existente justo al lado de los aparcamientos; pero no lo hicieron. Por supuesto, había muchas más alternativas, pero solo cito estas por la fijación que tenía ese gobierno por ubicar la residencia en la zona del Puntarrón. Por eso queda demostrado que su compromiso era más firme con la simple operación de compra de unos terrenos en concreto que con el geriátrico proyectado. Este, en realidad, solo era la cortina de humo que necesitaban.

Continuará…

José Ángel exconcejal de IU en el ayuntamiento y actual secretario de finanzas de IU-Verdes Mula.