NOTA DE PRENSA DEL GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA-VERDES MULA

La Corporación aprobó por unanimidad la modificación de varias ordenanzas a fin de adoptar diversas medidas económicas y fiscales para paliar los efectos de la crisis del COVID -19 entre nuestros convecinos. Así se modificó la ordenanza del CAI La Casita para no cobrar la tasa a los usuarios de este centro; se modificaron las tasa que regulan la ocupación de la vía pública (terrazas) y la del mercado, de manera que no se cobrarán los trimestres 2º y 3º; igualmente se modificó la tasa de agua, basura y alcantarillado para los establecimientos durante el tiempo que permanezcan cerrados.
También por unanimidad y como complemento a este primer paquete de medidas económicas y fiscales, se aprobó una modificación presupuestaria, por la que se crea una partida denominada COVID-19 dotada con 132.573€. Esta partida se dota con bajas en otras, como festejos de tambor y San Isidro, Cine, Turismo….entre otras.
En cuanto a mociones, pedimos en conjunto la rebaja de los índices de rendimiento neto sobre el cultivo del almendro.
Y desde Izquierda Unida pedimos la revocación del acuerdo que se adoptó en el Pleno de enero para prorrogar el contrato del servicio de suministro de agua potable. Intentamos debatir esto en febrero pero no se nos aceptó la urgencia, y ayer con estas circunstancias por fin pudimos debatir nuestra moción.
Nuestra portavoz Inma López argumentó la premura en la toma de una decisión tan importante, aún restan 3 años para que cumpla el actual contrato, no es necesidad apresurar esa decisión, de manera que sólo se ha estudiado la propuesta de la empresa. La Portavoz de Izquierda Unida- Verdes, propuso revocar el acuerdo por el que prórroga el contrato con la mercantil Aqualia fcc y crear una mesa compuesta por técnicos propuestos por los distintos grupos que estudie todos los posibles escenarios a los que nos podemos enfrentar con respecto al servicio de suministro de agua potable. Hay tiempo suficiente para realizar ese estudio, algo que ya se había acordado hacer en 2018 cuando IU pusimos la voz de alarma en la posible ilegalidad de la anterior prorroga; entonces se decidió estudiar la situación y fruto de ese estudio y reflexión tomar la decisión más adecuada y conveniente para el municipio: Municipalizar el servicio o sacar un nuevo contrato, donde otras empresas puedan mostrar sus propuestas; eso si es transparente.
Llevamos años denunciando la cláusula de agua industrial no es algo nuevo, la única novedad ha sido la prisa del equipo de gobierno en prorrogar el contrato.
El Partido Popular, que en enero apoyo la prórroga del contrato, ayer argumento que no está de más estudiar todas las posibilidades, y apoyo la moción de Izquierda Unida. El PSOE parece no querer salir del error y que sean finalmente los Tribunales quienes decidan si se ha actuado mirando por el interés de los ciudadanos como corresponde o intereses particulares. De momento se cierran en banda defendiendo, con su mayoría absoluta, la propuesta que hizo Aqualia.

Enlace.